Salvaje aventura, rafting en Jalcomulco

0

Veracruz ofrece emoción sin límites

Jalcomulco_0428

Durante tres horas de emoción a raudales, los amantes de la adrenalina disfrutan además de las espectaculares vistas que ofrecen los acantilados por donde corre impetuoso el río Pescados, producto de escurrimientos del Pico de Orizaba y Cofre de Perote.

Axel Trujillo De los Santos/Fotos: VEN AMÉRICA

El rafting o descenso de rápidos sobre balsas de goma se vive en toda su emoción y espectacularidad en el río “Pescados”, en Jalcomulco, Veracruz, en el que los amantes de la aventura y adrenalina tienen la opción de elegir temporada: “la divertida o la salvaje”. ¿Usted cuál prefiere?

A invitación de la empresa de turismo de aventura Rutas Todo Terreno (www.rutastodoterreno.com) acompañamos a un grupo dispuesto a divertirse en grande en el río por antonomasia para la práctica del rafting en México, actividad del turismo de aventura en ascenso.

Jalcomulco_0429

Rodeado de verdes montañas, en cuyas faldas se siembra café, la pintoresca población de Jalcomulco se localiza en un valle cubierto de cañaverales, milpas, huertas de mango y en el que también se produce aguacate, guanábana, limón, ciruela y pistache, entre otros frutales, a 28.5 kilómetros por carretera de la ciudad de Xalapa, capital del estado, y a 20 kilómetros del histórico puerto de Veracruz.

Jalcomulco_0425

Jalcomulco, del náhuatl Xalkomolko que significa “Lugar de ollas de arena”, es de clima tropical húmedo; en su suelo se encuentran los accidentes depresivos que forman las barrancas de Tuzamapan y Jalcomulco, en las que se practica escalada y rappel.

El río nace de los escurrimientos del Pico de Orizaba y deshielos del Cofre de Perote, cuyo cauce tiene un recorrido total de 184 kilómetros a lo largo del cual se encuentran numerosos rápidos de distintos niveles para los expertos de este deporte.

Primordial, garantizar la integridad física

En la parte alta de la vertiente se encuentra la Barranca Grande y el río Miguelito, ambos de gran peligrosidad; posteriormente se unen a la altura del Puente Pescados. A partir de este punto y hasta Agua Caliente, Carrizal, se localizan las dos secciones más comúnmente utilizadas por los operadores de rafting: el tramo del Puente Pescados al Puente Jalcomulco, con extensión de 14 kilómetros; y el siguiente, pasando por Apazapan hasta Carrizal, conocido como el río La Antigua.

Jalcomulco

En la población varios prestadores de servicios ofrecen el descenso en rápidos, por lo que sugerimos a los interesados que contraten sólo a empresas con la certificación correspondiente, esencial para garantizar la integridad física.

En nuestro caso, quien nos recibió fue el famoso Tiburón, Rodolfo García, propietario del campamento Río Salvaje, que opera desde hace 15 años, aunque él tiene más de 25 años de experiencia en la práctica del rafting.

“Tenemos el mejor deseo de atender a nuestros visitantes y capacidad para ello, con gente profesional cuya experiencia les ha llevado a competir en el extranjero representando a México, guías que por cierto conducen las balsas”, asegura El Tiburón.

Jalcomulco_0436

“La divertida o la salvaje”, ¿cuál prefiere?

El Pescados es un río clase 3 dentro de la clasificación del rafting; en temporada de lluvias (entre agosto y septiembre) sube a clase 4; la clase 5 se llega a alcanzar en muy contadas ocasiones, dice el anfitrión, al tiempo de agregar entre serio y bromista que el caudal sólo tiene dos temporadas de rafting: “la divertida y la emocionante”.

Explica El Tiburón quela primera es de enero a junio, incluso julio, cuando el río está bajo; y la emocionante, de agosto a noviembre, cuando lleva más agua.

Jalcomulco_0438

Hay quienes prefieren el primer semestre del año, sobre todo las familias, porque piensan que es lo más confiable. Otros se deciden por la emoción extrema, como nuestro grupo. ¿Usted qué temporada prefiere?

Comenzamos el recorrido río arriba del campamento, bajo el Puente Pescados, hasta donde se transportan en remolque las balsas infladas, mientras los intrépidos navegantes son llevados en otro vehículo.

Tres horas de emoción

Una vez en la orilla del río, primero nos colocamos el casco de alto impacto y el chaleco salvavidas clase 5, después el jefe de guías habló durante media hora sobre seguridad: cómo remar, qué hacer y no hacer durante el recorrido, que la tripulación se identifiquen con el equipo, bote y entre ellos, no importa si carecen de experiencia, la charla permite generar confianza.

Jalcomulco_0469

Sobre las balsas y con nuestro respectivo remo avanzamos hacia la aventura salvaje, a lo largo de 14 kilómetros de recorrido y con gradiente de 160 metros, desde el punto de salida hasta la llegada en el campamento, tramo en el que observamos espectaculares paisajes, disfrutamos la emoción a raudales y conocemos nuestra fortaleza y debilidades a lo largo de tres horas.

Jalcomulco_0451

Por cierto, Río Salvaje es el único campamento de la región con acceso directo al río y con embarcadero, además de diferentes paquetes (www.riosalvaje.com.mx): la tarifa del económico es de 550 pesos, que incluye descenso de río y una comida; el intermedio, con una noche de estancia, tres alimentos y descenso vale mil 250 pesos; el paquete de dos mil 500 pesos consiste en dos noches de hospedaje, seis alimentos, dos descensos, tirolesa y rappel.

Jalcomulco_0452

Share.

About Author

Comments are closed.