Rappel de vértigo en el cañón Ukelele

0

Tabasco, adrenalina a raudales

Para quienes gustan de la aventura extrema en entornos ecológicos, practicar rappel en la cascada la Reina del citado cañón es garantía de adrenalina a raudales, emoción y hermosos paisajes naturales.

Axel Trujillo/Fotos: Jungla Experience

Es un recorrido que bien podría calificarse de “salvaje” en toda la extensión de la palabra el rappel que ofrece el cañón Ukelele, en la selva húmeda del estado de Tabasco, para quienes buscan y gustan de los deportes de aventura, con guías certificados, quienes garantizan atención, confianza y profesionalismo para seguridad de intrépidos novatos y experimentados.

Y es necesario contar en todo momento con la guía de los profesionales de Jungla Experience, la empresa de turismo de aventura dirigida por Ramón Rodríguez Quintero, para realizar el rappel, porque las tres etapas en que se divide el recorrido por el cañón Ukelele que comparten los estados de Tabasco, Veracruz y Chiapas son de vértigo, tanto por el grado de dificultad como por el agua que cae sobre los participantes a todo lo largo de una de ellas, salvar obstáculos -grandes piedras y troncos-, caminata, cruzar un arroyo y saltar y nadar en pozas.

En total, aproximadamente 160 metros de rappel, verticales casi todos ellos, en los que sólo en la segunda etapa se puede ver el final de la misma, pero desde una tina natural llena de agua, no sin provocar vértigo, porque no hay vuelta atrás. ¡O sigues o sigues!

El día anterior a esta aventura salimos de Villahermosa, capital del estado, hacia el Eco parque Agua Selva, en el municipio de Huimanguillo, distante a 140 kilómetros que se recorren en dos horas y media por carretera federal, de un carril, con curvas y parte de montaña, para visitar primero la zona arqueológica de Malpasito, la única del grupo étnico Zoque abierta al público, dos cascadas, encender una fogata, preparar una parrillada y pernoctar en el hostal del eco parque.

La práctica del rappel en esta ocasión formó parte del amplio programa de actividades de ATMEX, la feria de turismo de aventura celebrada en diciembre del 2017 en la ciudad de Villahermosa.

En la Reina

Al día siguiente, después del desayuno, los ocho integrantes del grupo de invitados de ATMEX, entre compradores nacionales e internacionales y representantes de medios que decidió realizar todas sus actividades en Tabasco, abordamos de nuevo la camioneta de la Secretaría de Turismo estatal hacia el cañón Ukelele, una zona ecoturística de sierra.

Avanzamos 13 kilómetros por un camino de terracería que recorrimos en media hora; el vehículo se detuvo en un paraje en la cima de la sierra con un escurrimiento de agua que no llama la atención, donde los guías impartieron las instrucciones, al tiempo de colocarnos los arneses, pero sólo a los seis varones, porque las dos mujeres del grupo, sensatas, declinaron practicar rappel en la cascada la Reina, parte de todo el recorrido a realizar que se adentra un kilómetro en el municipio de Las Choapas, Veracruz.

Nerviosos la mayoría por desconocer el terreno, longitud y grado de dificultad, uno por uno comenzamos a descender sujetos al cable de seguridad por una pared con escurrimiento ligero, cuyo ángulo de inclinación en un primer tramo impide ver el final de la primera etapa, mientras los guías, a gritos, trataban de transmitirnos confianza e instrucciones hasta concluir 70 metros abajo.

El último participante, entusiasmado, pero sumamente nervioso, pidió que un guía lo acompañara en todo el recorrido, lo cual hizo uno de ellos, con su propio cable de seguridad, a su lado, paso a paso, hasta concluir.

Proseguimos el camino sobre grandes rocas, troncos y por una vereda llegamos a una tina natural llena de agua, producto del escurrimiento superior que en temporada de lluvias ha de impedir la práctica del rappel.

La segunda etapa, también de 60 metros de longitud, es realmente impresionante por vertical y concluye en el cauce de un arroyo que en la temporada de lluvias ha de volverse un río tempestuoso. La realizamos sin incidentes, aunque también con la adrenalina al tope. De nueva cuenta el mismo guía acompañó todo el recorrido y a su lado al aventurero novato.

Salto y chapuzón

Cruzamos el arroyo y caminamos por la orilla unos 300 metros hasta una poza, la cual saltamos zambulléndonos en el agua fresca para cruzar a la orilla, donde comienza la tercera y última etapa, de la cual no veíamos el fondo porque estábamos tras una roca que sirve de base para sujetar las cuerdas y la caída es vertical, pero con una hendidura en la pared, unos 10 metros abajo, representando un obstáculo más. En total descendimos 30 metros al lado de una cascada que cae en una gran piscina natural de forma circular.

En ese punto, uno de los integrantes del grupo con experiencia en alta montaña y el primero en descender apoyó a los guías al permanecer dentro del agua fría de la piscina para recibir a los siguientes participantes.

Tiritando todos, pero satisfechos por la extraordinaria aventura, concluimos el recorrido de rappel, para caminar después por la orilla del arroyo, cruzándolo por un puente colgante hacia la comunidad veracruzana de Playa Santa, municipio de Las Choapas, donde nos esperaba la camioneta con personal de la Secretaría de Turismo del estado de Tabasco para regresarnos al Eco parque Agua Selva, recoger nuestras pertenencias y regresar a Villahermosa.

El director del Eco parque, Luis Madrigal Mendoza, informó que estas rutas de aventura en el cañón Ukelele existen “hace como diez, quince años en las comunidades locales”.

Share.

About Author

Comments are closed.