Quijongo guanacasteco

73

El místico sonido que pocos conocen

quijongo_0

Don Isidoro Guadamuz con el quijongo guanacasteco

Tan raro como su nombre, el sonido especial que emite y con pocos ejecutantes, el instrumento podría estar a punto de extinguirse.

Texto: Roberto Acuña Ávalos-roberto@vozdeguanacaste.com/Fotos: Ariana Crespo

Su origen viene de las raíces chorotegas y su sonido podría ser tan místico como el sonido del viento entre el bosque; su nombre: quijongo guanacasteco, un instrumento que podría estar a punto de extinguirse.

Ante este escenario de escasez de ejecutantes del quijongo, el Ministerio de Cultura reconoció el pasado mes de enero a los guanacastecos Eulalio Guadamuz (Bagaces) e Isidoro Guadamuz de la O (Santa Cruz) con el Premio de Cultura Popular Tradicional Emilia Prieto. A ambos se le aplaudió la labor en enseñanza y construcción de este instrumento.

IMG_8737

Don Eulalio Guadamuz/Foto: MCJ

Según Guadamuz de la O, el quijongo era usado por los chorotegas como arco para lanzar flechas y posteriormente fueron encontrando las posibilidades musicales, que podían obtener agregándole una jícara y una caja de resonancia.

“De aquí (Santa Cruz, Provincia de Guanacaste, Costa Rica), este instrumento se fue llevando a otros países de Centro América. Aunque digan muchas cosas, lo que mis papás y mis abuelos me contaron y lo que yo he estudiado, aquí en Guanacaste nació el quijongo”, comentó el músico de casi 80 años.

Aunque el santacruceño ha enseñado a muchos estudiantes a practicar el quijongo y a sus cinco hijos y nietos, es consciente que este instrumento está a punto de morir, pues cada vez son menos los que tienen deseo de tocarlo.

IMG_2809

Foto: MCJ

¿Cómo funciona el quijongo?

Estructura principal- Tiene un largo de 2.20 metross, hecho de madera de vara de guácimo.

Quijono

Estructura principal

Vibrador- Es la pieza de alambre que une el jícaro con la madera. En la parte superior del vibrador se obtienen notas agudas y en la baja se obtienen notas graves.

IMG_6822

Vibrador y pulsador

Pulsador – Es la herramienta con el que se ejecuta el instrumento. Tiene 35 centímetros y puede ser de cualquier madera liviana. En ocasiones se utiliza una pieza de acero y ofrece un sonido diferente.

Jícara- Es un jícaro llanero, pues es un poco más pequeño. Las notas se modifican abriendo y cerrando el orificio de la jícara con la mano.

IMG_6831

Pulsador, vibrador y jícaro

Caja de resonancia- Produce la amplitud de sonido, hecho de Plywood

IMG_7253

Caja de resonancia

Eulalio Guadamuz Guadamuz es uno de los ganadores del Premio Nacional de Cultura Popular.

IMG_7089

Don Eulalio fuera de su casa

El quijonguero de Bagaces

Verónica Jiménez Arguedas/ publicado en Red Cultura de Costa Rica/Foto: Ministerio de Cultura y Juventud

Dice don Eulalio que apenas está empezando a vivir. Tiene 89 años, 10 hijos y más de 30 nietos -porque ya hace rato perdió la cuenta-. Ninguno de sus hijos y ninguno de sus nietos sabe tocar el quijongo guanacasteco. Esto no sería extraño si no fuera porque don Eulalio acaba de recibir -de manera compartida con Isidoro Guadamuz- el Premio Nacional de Cultura Popular 2014 por su amor, devoción y talento hacia este instrumento guanacasteco.

Dice el acta de los jurados del MCJ que el premio se lo dieron porque ha «contribuido al desarrollo de la música tradicional guanacasteca y resguarda parte de este patrimonio en los ritmos y canciones que interpretan y transmiten a las nuevas generaciones».

IMG_7706

Don Eulalio con sus hijos y nietos muestra orgulloso el premio otorgado por el MCJ

A mí me gusta más lo que dice don Eulalio: «Esto sí que es bonito, me siento grande. Viera que yo soy chiquito pero creo que ahora me hice grande».

Este vecino de Bagaces aprendió a tocar el quijongo guanacasteco a los 14 años, cuando trabajaba en una gran hacienda donde había un señor que tenía uno de estos instrumentos. «Uno lo hacía para pasar el rato, y no pasar el tiempo tan aburrido. Así aprendí yo», comentó.

Dice don Eulalio que espera llegar a los 90 años. Él se dedica a hacer hamacas, quijongos, marimbas y a regar sembradíos. Y dice que cuando no tiene qué hacer se acuesta a dormir.

IMG_7103

Premio para quijongueros

El Premio Nacional de Cultura Popular y Tradicional fue otorgado a dos quijongueros guanacastecos: Eulalio Guadamuz Guadamuz e Isidoro Guadamuz de la O.

Los jurados decidieron otorgarles -de manera compartida- este premio porque «son dos de los últimos quijongueros que se han dedicado a la transmisión del conocimiento sobre la construcción e interpretación, así como la promoción de este instrumento musical en Guanacaste. Ambos han contribuido al desarrollo de la música tradicional guanacasteca y resguardan parte de este patrimonio en los ritmos y canciones que interpretan y transmiten a las nuevas generaciones», según reza el acta.

El quijongo guanacasteco es un instrumento casi extinto en nuestro país. Consiste de una vara de madera en forma de arco con una cuerda de cáñamo. Es pariente del biribao brasileño, que se utiliza en la capoeira.

IMG_7256

Don Isidoro muestra su maestría con el instrumento

Además, el jurado otorgó una mención de honor a Ronald Alfaro Calvo, «por una trayectoria de 50 años como compositor y vocalista, proyectando la música costarricense a nivel nacional e internacional, con la construcción y divulgación del cancionero popular costarricense».

El jurado de este premio fue conformado por Vera Vargas (gestora regional de cultura de Guanacaste), Karol Montero (gestora regional de cultura de la Zona Sur), Freddy Calvo (representante de AGICUP) y Fernando González (Centro de Investigación y Conservación del Patrimonio).

El quijongo es un instrumento musical de cuerda, perteneciente a la familia de los instrumentos de cuerda pulsada. Es un instrumento típico de los indígenas de Nicaragua y Costa Rica. En algunos países, como El Salvador, se lo conoce como carimba. Fue usado probablemente por los indios chorotegas de Nicoya.

IMG_8672

Cátedra a nuevas generaciones

Tiene forma de arco y mide unos 140 centímetros de largo. Está fabricado en madera flexible y sus extremos están unidos por una cuerda tensada, generalmente de metal. A un tercio de distancia de uno de los extremos se une con una jícara o una calabaza, a modo de caja de resonancia. El sonido se genera tras percutir dicha cuerda bien templada con un palo y se modifica al cerrar el orificio de la jícara con los dedos de la mano, variando de una cuarta o una sexta. Este sonido oscilado es similar al silbar del viento entre los bosques.

En ocasiones era reforzada apoyando la base del quijongo en otra caja.

Quijombo

Este es un instrumento musical muy antiguo y es nicaragüense, porque antes que se anexara esta provincia a ese país, todo (la comida, folclor y cultura) es nicaragüense, opina Jaime Incer Barquero.

Y es que para el científico e historiador, el hecho que la iglesia de Nicoya sea la única iglesia colonial con el mismo estilo a muchas iglesias de Nicaragua, es la prueba que los costarricenses tienen la mayoría de sus comidas, folclor y cultura de origen nicaragüense. Por tanto ese instrumento es nicaragüense, pero poco conocido por estas generaciones.

 

Share.

About Author

Comments are closed.