Revista Ven America

Qué tener en cuenta al importar de España

 

Cuando nos enfrentamos a cualquier operación internacional, es razonable sentirse derrotados. Saber por dónde empezar podría paralizarnos de cara al conocimiento. Por ello, es fundamental que leas atentamente las recomendaciones de import from Spain. En ellos encontrarás toda la luz que necesitas.

Revisa la legislación vigente entre España y el país donde se fabricaron los productos que deseas adquirir. Sobre todo, es crucial estar al tanto de las tarifas que debe pagar y el papeleo que necesitará durante todo el proceso.

Averigüe si la mercancía que pretende comprar tiene restricciones de importación. Este artículo incluye una lista de los artículos que son más difíciles de importar a España.

Asegúrese de que el medio de transporte que utilizará la mercancía para llegar sea el más adecuado para su viaje, teniendo en cuenta sus características y el embalaje de la mercancía. Ponte en contacto con una empresa de transporte para que recibas el servicio con todas las garantías.

Busque asistencia profesional con las importaciones a España si tiene alguna pregunta que pueda surgir durante el proceso. Así, comprenderás todo lo referente a normas, plazos y documentos.

¿Qué se requiere para importar a España?

En primer lugar, debe tener en cuenta que realmente no hay diferencias en la compra de productos en diferentes ciudades españolas cuando se importan productos de países de la Unión Europea (UE). El hecho de que se considere típicamente como una compra intracomunitaria y esté exenta de todos los derechos de aduana facilita enormemente la importación en España.

Traer mercancías de los países que forman el Espacio Económico Europeo (EEE) junto con la UE también es muy sencillo. Hablamos de Islandia, Liechtenstein y Noruega. Y algo similar ocurre con Suiza, que tiene tratados bilaterales con los países del EEE. Sin embargo, ciertos productos pueden estar sujetos al pago de aranceles en cualquier país fuera de la UE.

Importaciones de países distintos del EEE y Suiza a España

La situación se complica cuando tenemos que pagar aranceles, un impuesto que hay que pagar cada vez que importamos a España mercancías que se encuentran fuera del EEE y de las fronteras suizas. En este caso, el proveedor está obligado a liberar los siguientes documentos:

Ficha técnica con información del vendedor, comprador y descripción del producto.

Lista de artículos a empacar, o packing list, con información sobre las características del producto, número de componentes, peso y tamaño.

El conocimiento de Embarque, también conocido como Bill of Landing, es un documento que se produce cuando se realiza un envío por barco y contiene información sobre el vendedor y el comprador, así como los detalles del barco, los puertos de destino, una descripción de la carga, y el costo de la flete. Este documento es necesario para que el transitorio entregue las mercancías importadas.

Un certificado de origen que acredite que los productos se fabrican verdaderamente en el país en cuestión. Es imprescindible obtener los beneficios de los convenios que puedan existir entre España y el país correspondiente.

Restricciones a la importación a España que te puedes encontrar

Según Fluyezcambios, hay algunos productos que tienen algunas restricciones de importación asociadas, lo que dificulta un poco la operación:

Productos nocivos para el medio ambiente, la seguridad o la salud. Ciertos bienes que pueden ser dañinos para la salud humana o animal, que pueden representar una amenaza para la seguridad pública o que pueden tener implicaciones ambientales pertenecen a una categoría particular según la agencia tributaria y pueden ser más difíciles de importar.

Alimentos, flores, medicamentos, productos para el cuidado de la salud, cosméticos, artículos de higiene y especies de flora y animales protegidos. Está prohibido introducir determinados bienes o seres vivos en España a menos que se disponga de la documentación necesaria y se cumpla una normativa muy específica, según la situación.

Vino, cerveza, bebidas fermentadas, alcohol y sus derivados, hidrocarburos, tabaco, hidratos de carbono, electricidad y licenciamiento de varios modos de transporte. Cualquiera de estos componentes está sujeto a una serie de impuestos especializados que dificultan su importación o, al menos, los encarecen mucho.

 

Salir de la versión móvil