Placer otoñal en Suiza

0

8 imperdibles de este otoño

           

Estas sugerencias dorarán su otoño en Suiza.

Texto y fotos: myswitzerland.com

1.- Rigi Kulm – subida legendaria del sol

Vitznau

Desde hace más de cien años, aventureros y románticos – entre éstos Mark Twain – viajaron al Rigi para presenciar la legendaria subida del sol.

En días determinados, trenes especiales llevan a los huéspedes por la mañana al punto más alto – a tiempo para presenciar el despertar del día nuevo. Quien desea disfrutar durante más tiempo de la vista panorámica a los Alpes y al Mittelland, pasará la noche en el Rigi Kulm Hotel.

2.- Paseo por los viñedos en terrazas

Lavaux

La región vitivinícola de Lavaux también se puede descubrir con la App «Vaud:Guide». Ya en el siglo XI se cultivaban viñas en estrechas terrazas protegidas por muros. Desde entonces, generaciones de viticultores han cuidado y mantenido este mosaico extraordinario.

En este relajado paseo, el visitante es guiado vía teléfono móvil por 38 lugares interesantes (bodegueros, artesanos, curiosidades sobre el cultivo de la vid y enclaves pintorescos). Información variada sobre el viñedo Lavaux y sus productos.

Durante la ruta se plantean todo tipo de preguntas, para que los participantes evalúen sus conocimientos aprendidos.

3.- Trümmelbachfälle–El valle de las 72 cascadas

Lauterbrunnen

Tronadas y estruendo al interior de la montaña. Aguas espumosas, arremolinadas y burbujeantes: así son los Saltos del Trümmelbach, considerados como la mayor cascada subterránea de Europa. Están ubicados en el Valle de Lauterbrunnen, también conocido como el Valle de las 72 cascadas.

Los Saltos del Trümmelbach constituyen la única cascada de origen glacial con acceso subterráneo. Están conectados con el exterior por medio de un ascensor, galerías, un túnel, además de senderos y plataformas. Sus saltos conducen las aguas de deshielos provenientes del glaciar del monte Jungfrau hacia el valle con un caudal que puede llegar hasta los 20 m³/s. Su corriente, aparte de agua, también arrastra anualmente más de 20.000 toneladas de piedras y guijarros, provocando así un estruendo en toda la montaña.

Los Saltos del Trümmelbach forman parte de las 72 cascadas del Valle de Lauterbrunnen, al que también pertenece el Salto del Staubbach. Un sendero relativamente plano conduce desde Lauterbrunnen hasta Stechelberg, pasando por paredes verticales de varios cientos de metros de altura y desde las cuales se precipitan estos impresionantes saltos de agua.

4.- Sendero circular de las cataratas del Rin

Castillo de Laufen –Nohl – Castillo de Wörth – Castillo de Laufen

Las cataratas del Rin están en mitad de esta excursión circular. El punto de partida es el castillo de Laufen, que se levanta majestuoso sobre las cataratas, imperturbable ante la indomable fuerza del agua que brama a sus pies. Bajamos hasta la orilla del agua y cruzamos el puente para subir frente al castillo.

Descripción

El sendero baja hasta la orilla del agua. De ahí, se llega a la plataforma panorámica (entrada) y a las barcas. Siguiendo aguas abajo, se llega al puente Nohl, sobre el Rin. Lo cruzamos hasta la otra orilla.

El camino discurre paralelo al río y las atronadoras cataratas se presentan de nuevo ante los visitantes. De nuevo junto al salto de agua más grande de Europa, junto al pequeño castillo de Wörth. Parecen casi surrealistas las coloridas barcas que se balancean mientras se acercan al espectáculo natural y a la isla en medio de la catarata.

El camino sube a la izquierda, deja atrás la noria y sigue el curso del agua hasta otros miradores.

Dibuja después una curva siguiendo el curso del río y cruza la pasarela de Flurlinger para volver al castillo de Laufen. Quien quiera acortar la ruta, también puede cruzar a pie el puente del ferrocarril directamente hasta el punto de partida.

5.- Grand Train Tour of Switzerland

El Grand Train Tour of Switzerland aúna las rutas panorámicas más bonitas en una experiencia única en tren.

Gotthard Panorama Express

Lugano/Bellinzona–Lucerna

Descubrir la historia y vivirla en directo: este trayecto conduce del Ticino a Lucerna por el histórico tramo panorámico del San Gotardo. Bienvenido a la Suiza tradicional.

Desde Lugano y Bellinzona, el sur mediterráneo, el tren atraviesa el centro de Suiza y el túnel del San Gotardo de 1882, por los Alpes suizos, hasta llegar al norte. De camino se puede contemplar hasta tres veces la iglesia de Wassen, que ha saltado a la fama mundial gracias a estas intrépidas vías ferroviarias con sus múltiples túneles helicoidailes.

Desde Flüelen, los pasajeros cruzan cómodamente el lago de Lucerna en barco de vapor. Los lugares históricos como los prados de Rütli, la roca en homenaje a Schiller y la capilla de Tell dan la bienvenida a los viajeros con el encanto de la Suiza tradicional. Por la tarde, se llega al puerto de Lucerna, justo al lado del famoso puente Kapellbrücke. Este trayecto también se puede realizar en sentido opuesto.

Además de las atracciones turísticas, este histórico viaje en el tiempo permite presenciar la historia de una forma especial y revivir el mítico San Gotardo. Durante el trayecto, los viajeros disponen de un servicio de comidas: en el barco se sirve comida caliente y, en el tren, tentempiés y bebidas.

Glacier Express

St. Moritz – Zermatt

El viaje con el expreso más lento del mundo recorre en unas ocho horas la cordillera de los Alpes, atraviesa 91 túneles y cruza 291 puentes.

El Glacier Express ofrece un viaje para los sentidos, desde la Engadina hasta el Cervino. En su fascinante recorrido desde el deslumbrante St. Moritz al no menos elegante Zermatt, el Glacier Express entusiasma a los viajeros con sus encantos paisajísticos y su rendimiento tecnológico.

Con sus ventanas panorámicas que llegan hasta el techo, el Glacier Express ofrece unas vistas despejadas a un paisaje único.

Bernina Express

Coria – Tirano – Lugano

Este tren panorámico une el norte con el sur de Europa por el tramo del Ferrocarril Rético RhB, declarado Patrimonio mundial de la UNESCO: pasa por los glaciares y desciende hasta las palmeras.

Aire perfumado de las montañas y vistas panorámicas frescas en el Albula y Bernina: del 3 de julio al 22 de octubre de 2017 se acoplarán coches panorámicos abiertos al Bernina Express entre la estación de Davos Platz y Tirano. Los coches descapotables sin ventanas potencian la experiencia en naturaleza. Así, ¡las fotos sin reflejos de este deslumbrante paisaje están garantizadas!

El trayecto de Coira a Tirano pasa por un total de 55 túneles y 196 puentes, y lleva a los viajeros por espectaculares atractivos turísticos como la curva de Montebello con vistas al macizo del Bernina; o ante el glaciar Morteratsch, los tres lagos Lej Pitschen, Lej Nair y el Lago Bianco, la aldea Alp Grüm y el viaducto circular de Brusio.

GoldenPass Line

Montreux–Zweisimmen–Interlaken–Lucerna

8 lagos, 6 cantones, 3 puertos alpinos, 2 regiones lingüísticas: la GoldenPass Line atraviesa Suiza desde el lago de Lucerna hasta los viñedos del lago Lemán.

El moderno Luzern-Interlaken Express de Zentralbahn recorre los lagos de Alpnach, Sarnen y Lungern hasta el puerto de Brünig y vuelve a bajar hasta Meiringen. A continuación, se dirige a Interlaken por el lago de Brienz. Tras un transbordo, los viajeros pueden proseguir su viaje con el RegioExpress de BLS; el trayecto continúa a lo largo del lago de Thun y por el Simmental hasta Zweisimmen.

Desde aquí continúa por Gstaad hasta llegar a Montreux en el lago Lemán. El MOB Panoramic permite disfrutar de las vistas con sus ventanas que llegan hasta el techo o desde uno de los asientos VIP. Y para quienes prefieran disfrutar de la nostalgia de los trenes, nada mejor que el GoldenPass Classic, una reconstrucción de los elegantes trenes de la Belle Époque.

Estos espectaculares trayectos repletos de experiencias en tres trenes distintos se pueden iniciar en la Suiza Occidental o la Suiza Central.

6.- Sendero temático sobre el ferrocarril del Albula

Preda – Bergün

39 túneles, 55 puentes, 1123 metros de desnivel: el tramo del Ferrocarril Rético por el valle del Albula es un ejemplo de cómo los paisajes alpinos se comunican por tren. Este sendero temático se encuentra en el trayecto de Preda a Bergün, una excursión de dos horas y media con información sobre el tramo ferroviario más espectacular del mundo.

7.- Monte San Giorgio

Monte San Giorgio

Desde su pico disfruta de una vista espectacular y si raspa un poco su superficie, podrá sentir que antaño vivían aquí animales marinos y otros animales grandes.

El Monte San Giorgio es la montaña suiza de los saurios. Desde 2010, con la ampliación de la UNESCO a la parte italiana del monte, adquirió gran importancia como lugar transnacional.

Esta montaña cuenta con una impresionante vida interior: el Monte San Giorgio de casi 1100 metros de altura, en el Sur soleado del Ticino, es desde el siglo XIX una auténtica Meca de los investigadores de fósiles, siendo desde 2003 Patrimonio Mundial de la UNESCO.

Miles de peces y saurios marinos petrificados de hasta seis metros de largo han sido descubiertos y excavados por los aficionados a la paleontología. No llama la atención ya que hace 245 a 230 millones de años se encontraba en este lugar una cuenca marítima de unos 100 metros de profundidad. Hoy se halla aquí, en el extremo meridional del Lago de Lugano, la pirámide del Monte San Giorgio, cuyo interior está lleno de fósiles de cualquier tipo.

En los numerosos puntos de excavaciones se encontraron unas 80 especies diferentes de peces, así como 30 reptiles marinos y terrestres. Además, los investigadores encontraron cientos de animales invertebrados y plantas de la edad triásica media hace 245 a 230 millones de años.

El Museo de Fósiles de Meride, remodelado y ampliado por el arquitecto tesinés Mario Botta, presenta una selección de animales y plantas petrificados provenientes del Monte San Giorgio, un lugar sin parangón que ha sido declarado Patrimonio Natural de la Humanidad por la Unesco.

8.- Castillo de Grandson

Grandson

Este castillo medieval (siglos XI a XIV) que se alza sobre el lago de Neuchâtel alberga una extraordinaria colección de armas y armaduras, así como maquetas del castillo y de la famosa batalla de Grandson (1476), en la que los confederados suizos se enfrentaron a Carlos el Temerario.

Aloja también un museo del automóvil en el que puede verse por ejemplo el famoso Rolls-Royce Phantom 1 de Greta Garbo o el Austin Cambridge Saloon de Winston Churchill.

No hay que perderse tampoco el camino de ronda de 150 metros de longitud del siglo XV. Y a quien le gusten los horrores puede visitar la sala de tortura y el calabozo…

Share.

About Author

Comments are closed.