La Semana Santa de Ayacucho

14

Para vivir el turismo religioso

Ayacucho-4

Gihan Tubbeh /PromPerú

Debido a sus tradiciones religiosas y actividades artísticas, esta ciudad peruana es considerada por algunos católicos como la segunda mejor ciudad en el mundo para celebrar la Semana Santa.

Conocida también como la Ciudad de las Iglesias, Ayacucho posee más de 33 templos religiosos en los cuales se puede vivir de manera especial la experiencia llena de fervor de la Semana Santa.

La Semana Santa no es sólo la festividad más importante para los cristianos, sino también uno de los períodos festivos más universales, que muchas personas aprovechan para viajar.

Ayacucho-5

Gihan Tubbeh /PromPerú

Uno de los lugares ideales para vivir de manera intensa las celebraciones que se realizan alrededor de esta festividad es Ayacucho, ciudad al sur del Perú donde no sólo encontrará el mayor número de iglesias del país andino, sino que algunos la consideran a nivel mundial como la segunda ciudad que mejor celebra la Semana Santa, gracias a múltiples actividades religiosas y artísticas que se llevan a cabo.

Los festejos en Ayacucho, también llamada la Ciudad de las Iglesias, debido a sus 33 templos importantes –prácticamente uno en cada esquina– duran alrededor de diez días. La celebración inicia  una semana antes de la Semana Santa, el Viernes de Dolores, con la procesión del Señor de la Agonía y la Virgen Dolorosa, que salen en andas sobre pedestales adornados con cirios y exquisitas telas.

Ayacucho-plaza

Gihan Tubbeh /PromPerú

El Sábado de Pasión llegan desde la provincia de La Mar gran cantidad de palmas de color amarillo y verde, como preparativo del Domingo de Ramos. Ese día en la noche, desde la Iglesia de Pampa San Agustín sale la procesión del Señor de la Parra, así llamado porque la imagen de Cristo lleva en la mano un racimo de uvas.

Ayacucho -0

Gihan Tubbeh /PromPerú

Mulas, burros y llamas

El Domingo de Ramos muy temprano se realiza la bendición de las palmas, y por la tarde se lleva a cabo la procesión de la imagen del Señor de Ramos, que sale de su templo y se dirige a la Basílica de la ciudad montada sobre una mula blanca y rodeada por 12 apóstoles, tal como lo hicieran los doce apóstoles acompañando a Jesús hacia Jerusalén. La gente acompaña la procesión agitando las palmas al paso del Señor, junto con unas 300 mulas, burros y llamas adornados con cintas multicolores.

Ayacucho (2)

Gihan Tubbeh /PromPerú

Durante el Lunes Santo hay una sencilla procesión del Señor del Huerto, que sale del Templo de la Buena Muerte hacia la Plaza Mayor, y el Martes Santo es la procesión del Señor de la Sentencia, que se inicia en la Iglesia de la Amargura y conmemora la captura y sentencia de Jesús. Su recorrido incluye 14 estaciones para rezar el Vía Crucis, entonando cantos en quechua y español.

“El Encuentro”

El Miércoles Santo se representa “El Encuentro”, que recuerda el encuentro de Jesús Nazareno con la Virgen Dolorosa. Ésta es una de las procesiones más emotivas, y la que congrega a toda la sociedad ayacuchana. En ella, las caravanas caminan sobre alfombras de flores que artísticamente se preparan para este día, y que se concentran en el punto final, frente a la casona del Marqués de Mosabamba.

Ayacucho-3

Gihan Tubbeh /PromPerú

El Jueves Santo se visita los monumentos eucarísticos y muchos fieles recorren los siete templos buscando ganar una indulgencia. Todas las iglesias se adornan con panes, uvas, espigas y corderos de imaginería, y ese día se realiza también la consagración de los Santos Óleos y el Crisma, así como la consagración de nuevos sacerdotes y el lavado de los pies de los doce apóstoles por parte del Obispo de Ayacucho.

El Viernes Santo, la mayoría de las iglesias realizan el Sermón de las Tres Horas y todos los templos, incluyendo las parroquias y capellanías, están abiertos durante todo el día para recibir a los fieles. Por la noche se dramatiza la muerte de Jesús con la salida del Señor del Sepulcro, cuya imagen va en una urna de madera y vidrio decorada con flores blancas, mientras que los asistentes portan atuendos negros y cirios encendidos en señal de luto.

 

Campanas de 33 templos

En la mañana del Sábado de Gloria, las campanas de los 33 templos repican anunciando la resurrección y la gloria de Jesús. Luego la población entera se dirige al cerro Acuchimay, donde se realiza la bendición del Fuego y el Cirio Pascual, y se celebra la tradicional feria con venta de ganado y artesanías, así como comida y bebida tradicionales de la región. La celebración continúa hasta la noche, cuando en la Plaza Mayor se agrupan bandas de música, conjuntos tradicionales y músicos en una fiesta que dura hasta las 5 de la mañana y empalma con la procesión del domingo.

Finalmente, el Domingo de Resurrección, se oficia en la Catedral la Misa de la Resurrección, y luego se realiza la procesión solemne del Señor de Pascua de Resurrección, que recorre el perímetro de la Plaza Mayor cargada por más de 200 devotos y rodeada por miles de fieles.

La impresionante escultura representa el ascenso de Jesús a la Gloria, pues forma una especie de pirámide que tiene en la cúspide a Jesús Resucitado. En la tarde, las celebraciones concluyen con algunas carreras de caballos y exposiciones de gastronomía ayacuchana.

Share.

About Author

Comments are closed.