La almadraba, técnica responsable

2

Para la pesca del oro rojo

Ruta Atún 7

 Foto: RMA, la «levantá»

 Practicada desde la antigüedad, la almadraba es una técnica responsable de pesca con la que sólo se capturan ejemplares adultos de atún rojo o cimarrón en España.

 Axel Trujillo/Fotos: Ruta Milenaria del Atún (RMA), VEN AMÉRICA

Durante miles de años el atún rojo o cimarrón, conocido también como aleta azul (Thunnus thiynnus), ha sido capturado en el Estrecho de Gibraltar mediante una técnica que desde su origen resultó responsable con la explotación de la especie y el medio ambiente: la almadraba, un arte de pesca utilizado por fenicios, romanos y árabes, mediante el cual hasta que se suben al barco los atunes siguen vivos y en el acto se pueden seleccionar y descartar las piezas pequeñas o no comerciales.

IMG_7524

Ruta migratoria del gran rojo

Procedente del Océano Atlántico, en su emigración desde el Círculo Polar Ártico, hacia el Mediterráneo (pesca de paso o de derecho) y viceversa (pesca del revés o de retorno), el gran atún rojo, al que además se le llama oro rojo por el color de su carne, es capturado mediante almadrabas, una de las actividades marineras que se realizan únicamente en la costa de la Provincia de Cádiz, Andalucía.

Tradicionalmente había almadrabas en todas las localidades costeras de la provincia, pero actualmente perduran las de Conil de la Frontera, Barbate, Zahara de los Atunes y Tarifa, ruta histórica de torres de observación y defensa de 114,4 kilómetros de longitud, que históricamente comenzaba en Torre de Guadalmesí (Tarifa), al sur, hasta Torre del Puerco, en su extremo norte.

131

Foto: RMA, preparándose para la «levantá»

Las torres eran necesarias porque la costa siempre necesitó de un sistema defensivo ante los constantes asaltos e incursiones de piratas e invasores, pero fueron los árabes los primeros en levantar torres almenadas en determinados puntos del litoral de lo que en la actualidad se conoce como la Ruta Milenaria del Atún, en la costa de Trafalgar.

Posteriormente, el Duque de Medina Sidonia, “Capitán General de la Mar Océana y de las Costas de Andalucía”, mandó construir varias torres que, además de cumplir la función de vigías, permitían el avistamiento de los atunes, de cuya pesca en almadraba gozaba en exclusiva.

IMG_7257

Torre de observación, Conil de la Frontera 

Técnica vigente

Hoy en día se sigue utilizando dicha técnica, pero no es la misma. En la época fenicia y romana, medieval y moderna, se utilizaba la almadraba de tiro o vista, la cual requería que los pescadores se colocaran en la costa, y desde una torre se avistaba el paso de los atunes procedentes del Atlántico, que se daba a conocer mediante señales con banderas blancas.

IMG_7236

Maqueta de la almadraba

En ese momento salían las embarcaciones a “calar la red” que interceptaba el paso de los atunes y encerrarlos, formando un cerco. Después “calaban” otra red de menores dimensiones para acercarlos a tierra y tirar de ella hacia fuera, una vez llena, acción en la que también se utilizaban animales de carga o tiro. Era mucha la gente empleada en la maniobra, y tanto el producto como implementos de la almadraba eran trasladados a La Chanca, donde se “ronqueaba” (despiece del atún), salaba y “embarrilaba” en salazón o en conserva, para su distribución.

IMG_7230

La Chanca de Conil, actual Museo de la Almadraba

La actual almadraba es una especie de laberinto con redes verticales, unidas con otras horizontales en el fondo, ancladas al lecho marino. A unos tres kilómetros de la costa, una pequeña flota establece líneas de redes formando un “pasillo”, por lo que el atún, en su paso por la costa, se va metiendo dentro de la almadraba hasta el último recinto, que es el “copo”, un espacio circular.

IMG_7242

Maqueta de la actual almadraba

Buzos comprueban todos los días la cantidad de atunes reunidos en el “copo”. Una vez que hay suficientes, al sentirse presos, las sacudidas del gran rojo, que pesa desde 100, 200, 400 y hasta  500 kilogramos cada uno, hacen “hervir” el agua, para después ser izados en la espectacular “levantá”, acción que significa levantar las redes rodeadas de barcos para vaciarlas en ellos.

Para tener idea de las dimensiones de la almadraba, la de Conil tiene 5 mil metros de extensión; la de Tarifa, mil 200 metros de longitud, fijada en el lecho marino a una profundidad de 18 a 25 metros, y a cinco millas de la costa, zona entre Europa y África donde la plataforma continental no es muy profunda.

Apreciado en todo el mundo

Entrevistado en la Lonja de Conil, el presidente del Grupo de Acción Costera Cádiz-Estrecho y presidente de la Ruta Milenaria del Atún, Nicolás Fernández Muñoz, informó que la almadraba se empieza a instalar desde febrero, y se pesca a partir de la primera o segunda semana de abril y hasta junio, con la llegada de atunes procedentes del Atlántico en busca de un lugar en el Mediterráneo para desovar.

“Son ejemplares grandes, fuertes y de buena carne, muy apreciado en todo el mundo, sobre todo en Japón”, que “a su regreso del Mediterráneo hacia el Atlántico (entre abril y agosto), después de tanto viajar, es bastante más delgado”, explicó.

Fernández Muñoz añadió que en España sólo hay cuatro almadrabas: Conil de la Frontera, Barbate, Zahara de los Atunes y Tarifa, mientras que en Marruecos se instalan 18, y en invierno están activas 9. Se registran cantidades fijas de captura; no se puede rebasar la cuota, aseguró.

IMG_7120

D. Nicolás Fernández Muñoz

Prestadores de servicios turísticos de la zona ofrecen visitas en barco a las almadrabas y recorrer la Ruta de conservas para conocer el proceso de elaboración artesanal de las conservas de pescado y ver en directo cómo se hace el «ronqueo” del atún,  especie a la cual se le ha dedicado un museo y Centro de Interpretación en la localidad de Barbate, un Centro de Interpretación en la población de Tarifa y un festival gastronómico de una semana, entre mayo y junio, en Conil de la Frontera, donde entre otras actividades se realiza la Muestra de la Tapa de atún a precio simbólico en carpas instaladas en una céntrica plaza, también se ofrece el despiece de un atún, así como el Concurso gastronómico donde se presentan platos tradicionales o innovadores.

IMG_7049

Platillo triunfador en el Festival Gastronómico de Conil, restaurante del hotel Blanco y Verde 

¿Qué es una almadraba?

La palabra «almadraba» viene del árabe y significa lugar donde se golpea o lucha. Se trata de un arte de pesca que utilizaron los fenicios en las costas gaditanas y más tarde los romanos. Es una pesca artesanal, nada agresiva, y respetuosa con la especie y el medio ambiente.

IMG_6930

La almadraba, una historia de 3,000 años 

 

Share.

About Author

Comments are closed.