Exclusivo hotel, Hacienda de San Antonio

0

Exclusivo hotel de Colima

Hacienda de San Antonio

Hda San Antonio1

En medio del bosque tropical se encuentra la que fuera hacienda de Sir James Goldsmith, en donde recibía a sus amistades de todo el mundo. Abierta como hotel en el año 2000, usted también puede ser uno de los privilegiados huéspedes.

Axel Trujillo/Fotos: Hotel Hacienda San Antonio

Para pasar sus vacaciones en un ambiente de absoluta privacidad, seguridad y atención personalizada, mientras disfruta de gastronomía gourmet a base de auténticos productos orgánicos y se somete a masajes y tratamientos de belleza, un lugar ideal es el exclusivo Hotel Hacienda de San Antonio, donde el tiempo parece haberse detenido.

Se trata de una hacienda mexicana del siglo XIX convertida en hotel Gran Turismo, con sólo 25 suites, amplios salones adornados con lo mejor del arte popular mexicano, extensa terraza panorámica, magnífica piscina, amplios jardines estilo inglés, rodeado de bosque tropical, lagunas, ríos y el volcán de Fuego como espectacular telón de fondo.

La propiedad de 200 hectáreas, dentro del rancho “El Jabalí” de dos mil hectáreas, se ubica en el municipio de Comala, a 27 Kilómetros de la ciudad de Colima, por la carretera hacia los volcanes. A simple vista pasa desapercibido; sólo un sencillo letrero indica que se está a la entrada, de alambre de púas.

Luego de abrirse paso entre el bosque tropical el visitante se encuentra con el imponente edificio de dos plantas, construcción terminada en 1890 por su propietario original Arnoldo Vogel, un inmigrante alemán casado con la mexicana Clotilde Quevedo, quienes la llamaron en un principio Hacienda de Santa Cruz.

Hda San Antonio2

Reputación y milagros

Don Arnoldo descubrió que por su ubicación geográfica y altitud, las tierras de la hacienda eran ideales para la siembra de café y caña de azúcar. La calidad del grano variedad Arábigo llegó a ser tan reputada que se exportaba a diferentes partes del mundo.

Después se la dotó de acueducto para proveer de agua a la casa principal, así como para operar un generador de energía eléctrica para la vivienda y la maquinaria agrícola. Poco después de iniciada la Revolución Mexicana, cuando la propiedad se libró de una erupción volcánica, su dueña ordenó construir una capilla que se comunicara con la casa, la cual dedicó a San Antonio, al atribuirle el milagro de salvar la propiedad, renombrándola Hacienda de San Antonio.

A la fecha la capilla se sigue utilizando para celebraciones religiosas y festivales de las poblaciones aledañas, como el 13 de junio, día de San Antonio, cuando se exhibe la imagen del santo en la explanada y las jóvenes le bailan y atan nudos para que les conceda novio.

Propiedad de magnates

Después del fallecimiento de don Arnoldo, en 1926, la hacienda comenzó el declive y abandono. En 1970 la adquiere el magnate boliviano Antenor Patiño, conocido como el Rey del estaño, quien la renueva y diseña el patio de los cuartos.

Una década después la compra Sir James Goldsmith, quien amplía la casa, agregándole la escalera monumental, sala de estar y comedor alrededor del patio principal, terraza en el segundo piso con vista panorámica hacia las montañas y los volcanes.

En el año 2000, tres años después de la muerte de Sir James Goldsmith, se abre como hotel, el cual acepta máximo 50 huéspedes, atendidos por 70 empleados capacitados, lo que garantiza atención personalizada, aparte de jardineros y trabajadores del rancho, que suman en total 200.

Hda Sn Antonio 3

Como en casa

El concepto del hotel es que los huéspedes disfruten y vivan la hacienda como una casa privada, con acceso a todas las áreas publicas y se muevan con total libertad de un salón a otro.

Las caminatas, avistamiento de aves, paseos en bicicleta y a caballo son otras de las actividades que se pueden realizar en la Hacienda de San Antonio, la cual por cierto tiene muchas leyendas.

Share.

About Author

Comments are closed.