Revista Ven America

El arte de la paciencia: Una mirada más profunda al diamond painting

 

 

La paciencia es una virtud muy infravalorada hoy en día. Con casi todo lo que necesitamos al alcance de un clic, los periodos de atención se han reducido rápidamente. Sin embargo, extrañamente, esta aceleración de la vida no nos hace más felices ni más plenos. Por el contrario, estamos tensos y nerviosos. En este artículo vamos a ver cómo la paciencia puede ser cultivada a través de una actividad creativa como es el diamond painting. Puedes ver diseños, opciones e incluso adquirir un kit completo de diamond painting aquí.

Mantener la calma mientras esperas un resultado puede ser difícil si no has cultivado el arte de la paciencia. Como resultado, te sientes frustrado, molesto y enfadado. Como consecuencia, podrías perder los nervios y comportarte de forma irracional.

Ya se trate de la paciencia en las interacciones con las personas, los problemas cotidianos o las dificultades de la vida, tu capacidad para mantener los pies en la tierra se pone a prueba casi todos los días. Diversos estudios demuestran que la capacidad de atención humana se ve seriamente afectada por el creciente flujo de información y la compulsión a actuar en consecuencia.

Si no tiene paciencia, puede parecer insensible, arrogante o impulsivo. Las personas muestran una serie de síntomas físicos y emocionales cuando experimentan impaciencia y frustración. La impaciencia resquebraja tus relaciones, afecta a tu salud y te lleva a buscar soluciones rápidas y temporales a los problemas.

Una de las mejores formas de entrenarse para ser más paciente es desarrollar una habilidad o manualidad que requiera un trabajo consciente, calmado y sistemático. Las manualidades como pintar por números, la costura con punzón o el punto de cruz diamante son excelentes ejemplos de este tipo de pasatiempos.

¿Qué es el diamond painting?

El diamond painting (también llamado punto de cruz diamante) es un pasatiempo sencillo pero muy absorbente e interesante que no tiene límite de edad. Es una mezcla de bordado en punto de cruz y pintura por números. Originario de Asia, es uno de los pasatiempos de moda en todo el mundo.

El concepto del paintings diamond consiste en pegar pequeños «diamantes» (piezas de resina con forma de diamante) sobre una superficie recubierta de adhesivo. Esta superficie puede ser lienzo o cartón. Lleva preimpreso un diseño o dibujo codificado por colores. A continuación, se utiliza un aplicador para pegar individualmente cada diamante sobre la superficie. El resultado final es un cuadro precioso y brillante que puedes enmarcar, guardar para ti o regalar. El punto de cruz diamante es más comúnmente conocido por su homónimo en inglés: diamond painting.

Los kits de diamond paint contienen todos los materiales necesarios para hacer un cuadro de principio a fin. Sin embargo, existen niveles de dificultad y complejidad a elegir según tu habilidad.

El diamond painting como herramienta para ganar paciencia

Trabajar con las manos te obliga a aprender habilidades lenta y meticulosamente. El trabajo repetitivo es relajante para la mente y te tranquiliza, se aprende a no precipitarse. Y es que el paintings diamond es un arte que requiere atención y concentración. Cuando reúnes tu atención y te concentras durante unas horas al día a tu diamond painting, aprendes automáticamente a ir más despacio y a tomarte las cosas con más calma. Tu cuadro parecerá mucho más refinado y pulcro si te has tomado el tiempo necesario para pegar cada diamante con precisión y has seguido el código de colores para ir completando tu cuadro diamond painting.

A parte de lo anterior, el diamond paint te ayuda a desarrollar otras cualidades que contribuyen a potenciar el arte de la paciencia:

Realista: Si eres nuevo en el paintings diamond, puede que no seas capaz de predecir con exactitud cuánto tiempo te llevará. Pero una vez que desarrolles tus habilidades y experiencia, podrás saber de antemano con realismo cuánto tiempo necesitas para terminar. Esto te ayudará a seleccionar los kits de diamond painting más apropiados, de manera que puedes completar más rápido o más lento según tus gustos o necesidades.

Trabajo más lento: En el diamond paint, cada diamante tiene que ser recogido individualmente según el código de colores. Hay dos tipos de formas de diamantes disponibles: redondos y cuadrados. Es más fácil coger las piezas redondas con el lápiz táctil, pero las cuadradas hay que cogerlas de una forma determinada y poner más atención para pegarlas correctamente para que no queden huecos. Esto te ayuda a trabajar más despacio y con más cuidado durante el progreso de tu cuadro diamond painting.

Atención plena: El arte del diamond painting te obliga a concentrarte en lo que estás haciendo. Si no prestas atención y te concentras, el cuadro no quedará bien acabado ni ordenado. La atención plena te ayuda a ser intensamente consciente de tus sentimientos y acciones en el momento presente. La actividad del paintings diamond te ayuda a hacer esto y, de hecho, cuando eres muy consciente de tu actividad, verás que disfrutas más de tu trabajo y que el resultado es mucho mejor.

Disfrutar: Con paciencia y habilidad, cada oficio puede proporcionarte momentos de intensa alegría y felicidad y sin duda el diamond painting se presta a esto. Puedes realizar un trabajo de gran calidad con mayor placer. Con tales recompensas emocionales disponibles, aprenderás automáticamente a trabajar con más paciencia y disfrutarás más y más a medida que vayas completando el diseño de tu diamond paint.

Tiempo estructurado: Hoy en día, la mayoría de las actividades se centran en alcanzar el resultado final lo antes posible. Olvidamos que los medios son tanto o más importantes. Se aprende a trabajar en bloques de tiempo concentrados y sin distracciones. Se aprende a perseverar durante periodos más largos y a continuar hasta alcanzar el objetivo final.

Evita el agotamiento: La paciencia reduce la ansiedad y la tensión. A menudo es posible que trabajes en exceso y te agotes. Sin embargo, puedes profundizar en ti mismo y encontrar enormes reservas de paciencia que hayas aprendido por el camino. Así evitarás quemarte y seguirás haciendo la manualidad que te gusta.

Tómate descansos: Otro aspecto a tener en cuenta es que con la actividad del punto de cruz diamante es que puedes tomarte tantos descansos como quieras. Después, puedes volver con energías renovadas. Esto sólo es posible si te mantienes en el camino con paciencia y calma.

En definitiva, el diamond painting es una actividad que te conecta con tu serenidad y enseña a tener paciencia, a aprender a no abandonar hasta llegar al resultado final, a seguir adelante aunque no sea fácil y a esperar con calma la recompensa de un hermoso cuadro creado por ti.

 

Salir de la versión móvil