Berlín

0

La ciudad de los ríos

 berlin5

La capital de la locomotora económica de la Unión Europea está más vigente y vibrante que nunca, con gran variedad de atractivos, opciones de entretenimiento, negocios, estudios y sede de la feria turística más grande del Viejo Continente: la ITB.

Irma y Zoila Trujillo/Fotos: Visit Berlín, Zoila Trujillo

El solo nombre de Berlín nos recordaba el muro que una vez dividió a la ciudad, construido luego de la Segunda Guerra Mundial. Con esa imagen en la mente decidimos visitarla, a 25 años de la caída del mismo, para constatar los cambios, sorprendiéndonos de manera muy grata, aunque no es raro, porque la capital de Alemania ha sido durante años sinónimo de cultura, diseño y vanguardia en tantas otras áreas.

Antes de aterrizar pudimos observar amplias zonas arboladas y con mucha agua, al fluir por ella los ríos Spree, Havel, Panke, Dahme y Wuhle. Definitivamente es una ciudad verde, para disfrutarse al máximo, con agradable temperatura y clima húmedo durante el verano; primavera y otoño frescos; e invierno frío, noches largas y el sol que apenas brilla por las tardes.

berlin2

Berlín es una ciudad mundial y un centro cultural, artístico y deportivo de primer nivel. Tiene museos, teatros, salas de conciertos y al aire libre, sede de famosos festivales de cine, cultura, literatura, música y de la feria turística más grande de Europa: la ITB.

8422312015_758c4e54e4_o

Por si lo anterior fuera poco, también es una de las ciudades más influyentes en el ámbito político de la Unión Europea, elegida Ciudad Creativa por la Unesco en 2006 y haber recibido el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia.

Con una población de 3,4 millones de habitantes, es la ciudad más poblada del país, la segunda ciudad en tamaño y la quinta aglomeración urbana entre los países de la Unión Europea.

berlin1

Del pantano a la vanguardia

Desde hace unos años vive una febril actividad urbanística: muchos edificios y lugares históricos han sido renovados y se construyen o reconstruyen toda una serie de edificios públicos y privados.

Fundada en 1237 como Cölln, el nombre Berlín parece provenir de las palabras berle o berlin, que significaba tierra no cultivable o tierra deshabitada, aunque su posible significado sea el de “tierra pantanosa”. Nada que ver con el oso del escudo de la ciudad, confusión habitual pues en alemán Bär, pronunciado (ver), significa oso.

berlin

La urbe está bien comunicada: el metro, los autobuses y el tren son exactos en la llegada y salida hacia las diferentes rutas. Nos llamó la atención la estación del tren urbano “HackescherMarkt”, por su antigua fachada de terracota. Cerca de ahí hay una serie de edificios conectados entre sí, con tiendas en la planta baja, en varias de las cuales se elaboran sombreros, prendas de vestir, zapatos y tallado de piedras preciosas, entre otras.

 

La Isla de los Museos

Del HackescherMarkt se llega al parque Monbijou, donde la gente descansa en la rivera del río Spree, con vista a la Isla de los Museos, declarada como herencia cultural por la UNESCO.

berlin10

Así que aprovechamos para visitar algunos, entre ellos el Nuevo Museo, que alberga la colección egipcia, con el famoso busto de la Reyna Nefertiti, y el Museo de Pérgamo. Al entrar, es increíble encontrarse con “la Vía de las procesiones”, decorada con leones andantes  y la “puerta de Ishtar”, adornada con ladrillos esmaltados de colores y figuras  de animales míticos, ambos de la ciudad de Babilonia, de la época del Rey Nabucodonosor II (604-562 a.C.).

berlin7

En el interior se encuentra el “Altar helenístico de Pérgamo”, del siglo II a.C., que muestra una batalla entre gigantes con piernas en forma de serpientes y dioses del Olimpo. Otra maravilla es “la puerta del mercado de Mileto”. Antes de salir hay que pasar a la Sala de Alepo, auténtica vivienda siria de principios del siglo XVII.

Un lugar bullicioso es Alexanderplatz, rodeado de almacenes comerciales. En el centro del mismo han colocado mesas con bancas al aire libre; se vende comida, la gente se sienta a comer y a disfrutar de la música, interpretada por diversos grupos, o solamente a contemplar a los cómicos ambulantes, al vendedor de salchichas o a los turistas.

berlin6

Cerca se encuentra la Torre de Televisión que, con sus 368 metros de altura, se ve desde cualquier punto de la ciudad. Su esfera, en la parte alta, alberga un restaurant que gira sobre el eje de la torre. A un lado se ubica la iglesia de Santa María, de la época medieval (1292).

Si de compras se trata, hay que caminar por Friedrichstrasse a las Galerías Lafayette, cuyo interior tiene un cono que permite ver el restaurante de la planta baja. El efecto es espectacular.

berlin4

En Tauentzienstrasse se localizan los almacenes Kaufhaus des Westens, el establecimiento comercial más grande de Europa.

Muy cerca de la estación ZoologischerGarten se encuentran el Zoológico, con 14,000 animales, y el Acuario con peces, corales y algas de diferentes latitudes.

Barrios y graffiti

Un barrio que no se debe dejar de visitar es el Spandau, el más occidental de la ciudad, a orillas del Spree, el cual desemboca en el río Havel y atraviesa el oeste de Berlín en sentido Norte-Sur, ensanchándose en el Lago de Tegel y el Großer Wannsee, creando paisajes como de mar.

Otro barrio de interés es el Prenzlauer -el antiguo barrio de la Prensa-, en cuya LychenerStrasse se puede disfrutar la exquisita cocina de África Oriental en el restaurant Massai.

berlin8

Entre los lugares imperdibles de visitar se encuentran lo que fuera el Muro de Berlín, la Puerta de Brandeburgo, el Reichstag, Siegessäule, Kaiser-Wilhelm-Gedächtniskirche, Potsdamer Platz, Unter den Linden y el Memorial del Holocausto, entre muchos otros.

Por cierto, en Berlín, la cuna del graffiti, edificios y fachadas están libres de éste, excepto en la LychenerStrasse, en la cual vimos una pared con graffitis.

berlin3

 

 

Share.

About Author

Comments are closed.