Aventuras en las regiones checas

0

Texto y fotos: CzechTourism

Moravia del Sur

Moravia del sur es la región situada en mitad de camino entre Praga y Viena que siempre intentaba de beneficiarse de lo mejor que aportaban las dos capitales en arquitectura, cultura, industria, gastronomía, estilo de vida, pero siempre manteniendo sus tradiciones, costumbres y patriotismo. Hoy es una de las regiones checas más visitada por turistas locales y extranjeros al ofrecer una diversidad única entre lo histórico y moderno, lo clásico y contemporáneo.

Datos básicos:

Ubicación:

205 km desde Praga, 140 km desde Viena, 130 km desde Bratislava

Experiencias / Aventuras:

Vinicultura, gastronomía, entretenimiento, tradiciones, historia, arquitectura funcionalista, turismo activo, naturaleza.

Moravia del Sur: donde la historia y tradición conviven con la modernidad y diversión.

1/ Brno, la capital más “cool” de Chequia

Brno, la metrópoli de Moravia del Sur, conecta perfectamente la historia, la arquitectura moderna, la cultura y una intensa vida nocturna. Es la capital histórica de Moravia, la segunda ciudad más grande y sede del poder judicial del país. También se reconoce como centro industrial e importante centro universitario con más de 65 mil estudiantes. El carácter amistoso de los brunenes junto con su sentido de humor, espíritu innovador y creativo y rivalidad histórica con Praga convierten Brno en una de las ciudades más alegres y entretenidas del país.

Que visitar: dos colinas, cuatro plazas y una villa

Villa Tugendhat – el ícono del funcionalismo europeo

Photo: UPVISION

El que no conoce la villa Tugendhat – la obra maestra del arquitecto Ludwig Mies van der Rohe – es como si nunca hubiera visitado la ciudad de Brno. La villa está inscrita en la lista del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. Por primera vez en la historia, un arquitecto utilizó una estructura portante de acero en forma de una cruz para construir las columnas de una casa privada.  La peculiaridad de la villa, en aquella época (a final de los años 20 del siglo XX), se debe a varios aspectos poco habituales: un sistema similar al aire acondicionado moderno, calefacción con aire caliente, fotocélula instalada en la entrada, ventanas con accionamiento eléctrico y una bellísima pared de ónix.

Catedral de San Pedro y San Pablo en Petrov

La catedral de San Pedro y San Pablo con la doble torre que la caracteriza fue construida en el estilo neogótico y se yergue en la colina justo encima del centro de la ciudad. Los interiores de la catedral igual que todo el barrio Petrov que la rodea y las vistas de la ciudad son preciosas.

La gloria de la catedral proviene de una pequeña trampa histórica que ocurrió en el año 1645.  Una leyenda narra que el ejército sueco, después de haber asediado la ciudad durante tres meses y medio, proclamó que se iba a retirar si no lograba conquistar la ciudad antes de que las campanas tocaran las doce. Bajo el fuerte ataque a las 11 am la ciudad estaba a punto de ser conquistada. En este momento uno de los defensores de la ciudad hizo que las campanas tocaran las doce. Según lo prometido, los suecos cesaron la conquista y se marcharon.

Castillo de Špilberk

Photo: Pixabay

La obra dominante de la ciudad Brno fue construida a la mitad del siglo XIII por el Rey Checo Premysl Otakar II. En la segunda mitad del siglo XVII se convirtió en una majestuosa fortaleza barroca que resistió numerosos asedios y desde el siglo XVIII sirvió como cárcel civil con inmensos y oscuros casamatas y una sala de tortura que hoy en día visitan muchos turistas curiosos. El poeta italiano Silvio Pellico, el barón Trenck y el bandido Babinský pasaron allí unos cuantos años. Hoy en día el castillo de Spilberk es un centro cultural donde se celebran exposiciones, festivales musicales y fiestas teatrales durante el verano. Además subir por el parque que lo rodea ofrece las vistas inolvidables de la ciudad ideales para un selfie o foto del grupo.

Centro de la ciudad

El centro de Brno es un ejemplo de diversidad y convivencia de lo histórico, tradicional y contemporáneo. Lo forman cuatro plazas emblemáticas, cada una con diferente propósito en la vida de la ciudad.

La Plaza de la Libertad (namesti Svobody) es el núcleo principal de la vida cotidiana de Brno, lugar de importantes acontecimientos culturales y políticos. Su dominante relativamente nueva es su reloj astronómico en forma de cohete. Su modo de dar la hora es un poco misterioso, no obstante todos los días, a las once, suelta una bolilla para coleccionistas.

La Plaza – Mercadillo de Col es espacio donde diario se coloca un mercado de alimentos alrededor de la fuente de Parnas.  Debido a la necesidad de almacenar alimentos desde la era medieval hubo que excavar bodegas subterráneas debajo de las casas. Hasta el día de hoy se ha conservado el laberinto de pasillos y bodegas a tan solo unos metros bajo la superficie de la tierra. La parte abierta para los visitantes esta justo debajo de esta plaza. Allí puedes ver, por ejemplo, la picota, una jaula para locos así como un laboratorio de alquimia.

Gastronomía y vida Nocturna

En los últimos años la ciudad se convirtió en centro culinario del país. Tiene todo para disfrutar buena comida, café, vino, cerveza en lugares boutique, tradicionales, retro, con su propio encanto y magia.

Restaurantes reconocidos como Kohout na vine (su especialidad es, como dice su nombre, el gallo al vino), Jean Paul´s Restaurant (satisfacen amantes de mariscos, carnívoros y vegetarinos) o Castellana trattoria (donde la comida tan sencilla como bruschetta con tomates es la experiencia culinaria).

Bistros de ambiente estudiantil, juvenil con platos caseros, sofisticados, sencillos de sabores para todos los gustos como Atelier Cocteil Bar (ambiente minimalista, música, terraza), 4 pokoje (ambiente para cualquier estado de ánimo, servicio de comida continuo), Bistro Bastardo (bistro rápido con chef mexicano que hace tres cosas al mismo tiempo siempre sonriendo), Bistro Franz (trabaja con alimentos locales y de temporada), Café Pilat (ambiente rústico, raciones grandes y coloridas), Elsner Bistro (alimentos/productos locales que siempre puedes pedir para llevar), Soul Bistro (entre otros detalles piensan en su menú también en vegetarianos y veganos).

La visita de la ciudad no es completa sin disfrutar la famosa vida nocturna de la ciudad. Los bares son originales desde nombres hasta la oferta de cocteles, licores, cerveza, vino, botanas y aperitivos lo que les hace famosos hasta en Praga u extranjero.  Entre los que tienen concepto original destacan: Super Panda Cirkus (juego, creatividad, magia y como dice el manual del lugar: 1 paso: encontrar.  2 paso: empujar la cortina y entrar. 3 paso: descubrir un mundo misterioso lleno de colores salvajes, depredadores y bestias domesticadas en bebidas inesperadas.); El bar que no existe (quizá el más famoso de la ciudad, cocteles originales del lugar con sus propias historias); Café & Gin bar 7 pecados (excelente oferta de ginebras); Rotor Bar (estilo punk, nada para gente conservadora).

2/ En nombre del buen vino

Mikulov: el centro de la zona vinícola de Pálava

Tan solo a 55 kilómetros de Brno, en medio de un precioso paisaje cubierto de viñedos y peñones blancos se sitúa una pequeña ciudad de Mikulov. El punto dominante de la ciudad, imposible de pasar por alto, es el palacio, que le dará la bienvenida desde lejos, gracias a su ubicación en lo alto de una roca. En su recinto, entre otras exposiciones, recomendamos visita la que está en el sótano histórico y donde aprenderá todo, sobre la centenaria tradición del cultivo de la vid de esta región. Bajando al centro puede admirar su pintoresca plaza principal con la torre-campanario y la majestuosa Tumba de la familia noble de los Dietrichštejn igual que la sinagoga y el antiguo cementerio judío. Además, puede realizar una bonita caminata a la cercana Colina Santa. Y después simplemente se sienta en una de las terrazas del centro para disfrutar de una copa de excelente vino blanco local. Si le gusta semiseco, elige Pálava, vino hecho de la cepa local que dio nombre a toda esta región vinícola. Igual puede dar una vuelta en la bicicleta entre los viñedos visitando cercanos pueblos y viñas como Sonberk o Obelisk. En resumen, Mikulov es la capital vinícola de Moravia, la ciudad indispensable durante su recorrido por Moravia del Sur.

Recinto de Lednice-Valtice: pasea por el Jardín Europeo

En el mundo no hay muchos lugares que se les preste tanta atención como a la elegante área de alrededor de los palacios de Lednice y Valtice, denominado el Jardín Europeo, desde 1996 inscrito en la lista de Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. Se encuentra tan solo a15 kilómetros de Mikulov.

El Palacio de Lednice debe su actual aspecto neogótico a la reforma de mediados del s. XIX. En aquella época sirvió de lugar de encuentro de la aristocracia europea. El segundo de los palacios, el Palacio de Valtice, fue una ostentosa residencia de los señores de Liechtenstein.  No sólo se conoce por su belleza, sino también por la larga tradición vinícola. La vid la trajeron aquí las legiones romanas del emperador Marco Aurelio, quien consideró la región de Pálava apta para el cultivo de vino. Así entonces podrás disfrutar no solamente de una singular experiencia cultural, pero también de una copa del excelente vino moravo en el Salón Nacional de Vinos Checos ubicado en la bodega del palacio.

3/ La belleza natural

Karst de Moravia

Kars de Moravia es el más grande e importante de las zonas kársticas checas. Es complejo de las cuevas más grandes y accesibles compuestas de un gran complejo de salas, pasillos y abismos subterráneos. Muchas cosas te recordarán al legendario Morie de la novela de fantasía épica El Señor de los Anillos de J. R. R. Tolkien, incluido el frágil puente sobre el Abismo Escalonado.

Cuevas de Punkva

El interés más grande genera las cuevas de Punkva. Se encuentran en Pustý Žleb, a 2 km del centro de información y un restaurante Skalní mlýn corriente arriba del río Punkva. Si no quieres caminar hasta las cuevas puedes tomar el tren turístico. Una visita de aproximadamente una hora te llevará por las cúpulas enormes y pasillos con la decoración de estalactitas y estalagmitas hasta el fondo del abismo Macocha y continuará con el paseo en lanchas de motor por las aguas verdosas del abismo río subterráneo Punkva. El paseo se interrumpe en un lugar debido al recorrido del Domo de Masaryk, una de las zonas subterráneas más bellas del Karst de Moravia.

Itinerario recomendado (4 días):

Día 1 -2: visita de la ciudad de Brno

Día 3: Lednice – Valtice – Mikulov

Día 4: Karst de Moravia.

La mejor época para viajar es de abril a octubre ya que los castillos, palacios y bodegas de vino están abiertos, días son largos y el clima agradable. La ciudad de Brno, siendo la segunda ciudad más grande del país y capital de Moravia, se recomienda visitar también en invierno, sobre toda la época de Navidad es muy atractiva.

 

Share.

About Author

Comments are closed.