Agua Selva, santuario para la aventura, la emoción y el conocimiento

0

Eco parque de Tabasco, una opción diferente de esparcimiento y ocio

Si busca un lugar para una experiencia diferente en la naturaleza, sin señal de celular, ciento por ciento de turismo rural, pero con grandes atractivos y opciones para realizar diversas actividades de aventura, el Eco parque Agua Selva en Tabasco es la opción.

Axel Trujillo/Fotos: VEN AMÉRICA

Situado en las últimas estribaciones de la Sierra Madre del Sur se encuentra un paraíso tropical denominado eco parque Agua Selva, una reserva de selva muy bien conservada donde los amantes del ecoturismo y el turismo de aventura pueden disfrutar de senderos, arroyos, pozas, cascadas, una plantación de flores tropicales, palmario, caminar sobre un puente colgante, practicar tirolesa, rappel y visitar la zona arqueológica de Malpasito de la cultura Zoque, la única en esta parte del país abierta al público.

El eco parque Agua Selva es un emprendimiento privado cuyo esfuerzo vale la pena reconocer por preservar parte de la selva húmeda del estado de Tabasco, en el sureste mexicano, región que comparte con los estados de  Veracruz y Chiapas, aunque con mínimas porciones estas dos últimas entidades.

Localizado en el ejido Malpasito, municipio de Huimanguillo, Tabasco, distante por carretera a 140 kilómetros de la capital del estado, Villahermosa, a recorrerse en dos horas y media, y a una hora de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, Agua Selva tiene servicios de hospedaje, alimentación, recorridos en el parque eco turístico y expediciones de cañonismo a otras zonas.

Malpasito se ubica en la sierra alta de Huimanguillo, a 68 kilómetros de la cabecera municipal, en la región conocida como Aguaselva, de aproximadamente mil hectáreas de extensión, con más de cien cascadas – algunas intermitentes y otras permanentes-, ríos y vegetación selvática considerada como área de reserva ecológica por la abundante vida silvestre y un sin fin de bellezas naturales, la cual incluye las formaciones geológicas conocidas como el cerro Mono Pelado -la elevación máxima de Tabasco-, además de los cerros de La Pava y La Copa. El clima predominante es cálido húmedo con lluvias todo el año.

Invitado por la Secretaría de Turismo del estado de Tabasco a conocer Agua Selva, como parte de la agenda de actividades ATMEX, feria de turismo de aventura celebrada en Villahermosa, el parque eco turístico es un terreno de 35 hectáreas de pura selva, con aproximadamente tres kilómetros de senderos bien definidos, que nada tiene que envidiar a ningún destino selvático de Centroamérica.

El anfitrión de tan maravilloso lugar es su director Luis Alejandro Madrigal Mendoza, quien nos acompañó desde Villahermosa junto con representantes de Sectur estatal y Ramón Rodríguez Quintero, director de Jungla Experience, empresa tabasqueña especializada en turismo de aventura, quien llevó guías profesionales para realizar actividades de turismo de aventura.

Arqueología, cascadas y naturaleza

A nuestra llegada visitamos primero la zona arqueológica Zoque de Malpasito, que consta de juego de pelota, un gran temascal o baño de vapor, muy bien preservado, al que eran sometidos los jugadores para purificarse antes y después de la competencia, además de varias plataformas con escalinatas,  desde las cuales se tiene espectacular vista de la región.

Al término de la visita y a diez minutos de caminata, por el lindero de parcelas, llegamos a la cascada “Zoque” o “cascada del sitio”, de 30 metros de altura, donde se puede realizar el descenso en rappel.

En sentido opuesto, dentro de la parte selvática del ecoparque, por el sendero a lo largo del arroyo, con pozas atractivas para zambullirse en ellas, se llega a la segunda cascada, la “de la pava”, de 80 metros de altura, cuya pared de piedra volcánica muestra algunos jeroglíficos.

El ecoparque dispone de una cabaña para hospedar a cinco personas, pero cuando hay más gente se utilizan colchones inflables o hamacas. También tiene un hostal con camas para 14 personas, que incluyen literas, camas individuales y matrimoniales. Ofrece servicio de alimentos y un frigobar para quienes llevan sus propios alimentos.

Agua Selva ofrece paquetes de visita de un solo día, con y sin actividades de aventura, y paquetes que incluyen todo: hospedaje, alimentación, recorridos, guías, visita a la zona arqueológica y actividades de aventura. Los precios son muy económicos.

La cabaña y el hostal están situados en el ejido Malpasito y el terreno del eco parque forma parte de la colonia agrícola Las Flores, que es propiedad, “así que tenemos una mezcla de tipo de propiedad”, dice Luis Alejandro Madrigal, quien explica que “la cuestión del ecoturismo y del lugar como tal, del proyecto Aguaselva, nació hace más de 20 años, en 8 comunidades, cada una con sus propios atractivos turísticos, que estaba planeado como un polo ecoturístico muy importante a nivel nacional, pero por una serie de factores no se logró como se pretendía. Y a lo largo del tiempo ha habido varios intentos de las distintas comunidades de mantener el ecoturismo, de aumentar el flujo, que las comunidades puedan vivir del ecoturismo, que les ayude como una forma de vida, porque son zonas de alta marginación”.

Las comunidades que forman Agua Selva son Malpasito, Candelaria, Las Flores, Villa de Guadalupe, Francisco J. Mújica, Chimalapa, Carlos Madrazo y Carlos A. Madrazo. En la actualidad sólo tres comunidades mantienen cierta infraestructura para recibir visitantes: Malpasito, Villa de Guadalupe -que es una organización comunitaria- y Mújica -también comunitaria-. “Trabajamos juntos los tres”, agrega Luis Alejandro.

El anfitrión contó que “Hace como 15 años mi papá decidió crear un parque eco turístico, tener un lugar abierto donde la gente pudiera visitar y disfrutar de los atractivos naturales, y hemos estado trabajando todo este tiempo en eso; hemos complementado la infraestructura con hospedaje para que las personas puedan tener una mejor experiencia. Desde nuestra página web pueden encontrar toda la información necesaria de lo que pueden hacer, cuánto tarda, dónde van a dormir, comer y todo ese tipo de cosas”.

Informó que en Agua Selva trabajan tres empleados fijos, y 4 eventuales sólo cuando hay eventos o huéspedes en el hostal, además de guías auxiliares contratados para las actividades de aventura.

“Ecoparque Agua selva trata de proyectar o contarle a la gente que es un lugar ciento por ciento de turismo rural, una experiencia en la naturaleza diferente, sin señal de celular, aunque en la población sí hay conectividad satelital por lo que el interesado puede adquirir con el proveedor local el servicio, pero los visitantes están todo el tiempo rodeados por la naturaleza; pasa un arroyo al lado de la cabaña y el hostal, cuando visitas el lugar todo es naturaleza, el sendero es natural.

“No tenemos grandes construcciones de infraestructura. El sendero es de tierra; hay senderos en medio de la selva, escuchas a los insectos, las aves, el agua. Todo el tiempo estás envuelto en este ambiente natural. Eso es lo que nosotros tratamos de contar, que pueden vivir esta experiencia donde vivió una cultura prehispánica también.

Aparte de eso, que ellos (la población prehispánica) eligieron este lugar por sus características de vegetación, agua, recursos naturales, es lo que tratamos de mostrar y que nuestros visitantes puedan disfrutar”, concluye.

 

Share.

About Author

Leave A Reply

Or